Fills del Poble: Pedro Ferrándiz González

El 20 de noviembre de un lejano 1928, nacía en Alicante Don Pedro Ferrándiz González, uno de los entrenadores de baloncesto más prestigioso del mundo y embajador de nuestra tierra a lo largo de todo el planeta.

Seguir leyendo

Publicado en Fills del Poble (Alicantinos Ilustres) | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El guerrillero de Catral que supo frenar a Napoleón

Don Juan de Dios Casains (cuyo apellido puede derivar en Casaús, Casañs, Casañys, Casaiñs) de Valera (Catral, 1776-1812) había ocupado diferentes papeles de relevancia en la política local. Abogado de los Reales Concejos, Alcalde primero ordinario de Catral en los años 1803 y 1808 y Juez de Aguas del Ayuntamiento de Catral en varias ocasiones, era un vecino reconocido y respetado en esta localidad alicantina. Sin embargo, su trayectoria política queda empequeñecida por el relevante papel que jugó en la defensa de nuestra tierra en un momento crucial de nuestra historia.

Seguir leyendo

Publicado en El Poble Vell (Historia), Fills del Poble (Alicantinos Ilustres) | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Titulos, honores y prerrogativas de la ciudad de Alicante

La bandera y el escudo de Alicante son reconocidos por todos sus vecinos. Muchos de ellos conocen lo que éstos representan, así como las cuatro iniciales que en el escudo figuran. Sin embargo, lo que no muchos alicantinos saben es que esta ciudad cuenta con importantes y privilegiados fueros y títulos reales, otorgados por diferentes reyes de España en reconocimiento a los méritos históricos realizados por la ciudad.

Así, entre otros, ésta posee los títulos de Puerta y Llave de los Reinos de Castilla, Leal y Esforzada, Muy Ilustre, Fiel y Siempre Heroica Ciudad de Alicante. Os contamos las circunstancias que motivaron alguno de estos títulos.

Seguir leyendo

Publicado en Alicantinísimo, El Poble Vell (Historia) | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La Olleta de Blat (Olleta de trigo)

Una de las zonas más ricas en gastronomía de cuchara de la provincia de Alicante, aunque no tan conocida fuera de nuestra tierra, es la zona de la montaña. Con la sierra Aitana, techo de la provincia, ejerciendo como faro en torno al que se situan y desarrollan diversas comarcas, como la Foia de Castalla, el Comtat, l’Alcoiá, el Alto Vinalopó o la zona interior de la Marina Alta, se dibuja un área de temperaturas estivales amables e inviernos ocasionalmente rigurosos y fríos.

Con una orografía escarpada – no obstante, tres cuartas partes de los pueblos alicantinos se sitúan en área montañosa, en la que abundan cultivos frutales de media montaña como la cereza, el caqui, la manzana, el pero y el almendro, así como una producción de miel milenaria, estas comarcas reúnen el caldo de cultivo ideal para ser próspera en tradicionales recetas de cucharón, puchero y horas de cocción a fuego lento en el calor de los hogares de leña.

Platos como la olleta de músic, la olleta poderida – cuya etimología proviene de poderosa, que no de podrida-, el gazpacho de montaña, los arroces al forn – al horno -o con caracoles, alimentan la memoria de una tierra en la que epopeyas históricas y leyendas ancestrales se mezclan hasta perderse en el albor de los tiempos.

Hoy os traemos uno de los platos más sabrosos, exquisitos y queridos de esta zona, la olleta de blat. De forma genérica, se conoce como olleta a los platos elaborados en puchero u olla honda – de donde proviene el nombre -, a ser posible de barro, cuyos ingredientes principales se basan en las verduras más características de cada comarca y que requiere de una cocción lenta y prolongada.

Seguir leyendo

Publicado en Figues i Bacores (Gastronomía) | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

El lenguaje popular de la Vega Baja (Catral) de primeros del siglo XX

Que Alicante es tierra rica en acentos y hablares es un hecho consabido. En nuestra provincia han convivido históricamente castellano y valenciano en pacífica co-existencia, trifulcas políticas aparte, enriqueciendo ambos con multitud de términos y variantes idiomáticas autóctonas.

Derivaciones tales como el alacantí – dialecto vernáculo de l’Horta d’Alacant – o los marcados acentos de origen mallorquín en la sierra costera del norte de la provincia (Callosa d’Ensarriá, Tárbena, Confrides…) o de origen catalán (Foia de Castalla y Alcoy) forman parte de nuestra cultura y tienen un firme arraigo antropológico en nuestra historia.

Seguir leyendo

Publicado en La Manta al Coll (Fiestas y Costumbres) | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cuando Caruso cantaba a Alicante

Se llamaba Esteban Pérez Salgado, pero sólo respondía a su nombre artístico, que tomara prestado un día al célebre tenor napolitano. No era político, ni empresario, ni médico ni jurista. No era figura del deporte o la farándula. Su nombre jamás aparecerá impreso en Las crónicas sociales o en las enciclopedias eruditas.

Y sin embargo, Caruso formaba parte del alma de nuestra amada Alicante. Y aún hoy, cuando el paso de los años ha amarilleado su recuerdo, su nombre nos evoca simpáticas imágenes y nostálgico cariño.

Seguir leyendo

Publicado en Fills del Poble (Alicantinos Ilustres) | Etiquetado , , | 5 comentarios

Alicante rendirá homenaje a dos ciudadanos ilustres

El pasado día 4 de agosto se conmemoraba el 154 aniversario de las pruebas oficiales en el Puerto de Alicante del “Garcibuzo” de Cosme García, primer submarino de España, tal y como detallamos en nuestro post “El Puerto de Alicante, cuna de los primeros submarinos españoles” publicado el  07 de Abril de 2014.

En aquel post proponíamos a las autoridades municipales hacer replicas de esta nave y ofrecer un reconocimiento póstumo a su célebre ingeniero, tristemente caído en el olvido.

Seguir leyendo

Publicado en Fills del Poble (Alicantinos Ilustres) | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Por San Juan, la breva

Nace Junio y con él, llega a nuestra mesa una de las frutas mas características de nuestra tierra; estamos hablando de la sabrosa, exquisita y efímera breva, un ingrediente más de ese gran plato popular que son Les Fogueres de Sant Joan.

Seguir leyendo

Publicado en Figues i Bacores (Gastronomía) | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Arroz de senyoret

Por encima de cualquier otro plato, el verdadero rey de la gastronomía alicantina es el arroz. No en vano la inmensa mayoría de los grandes chefs españoles coinciden en valorar los arroces alicantinos como los mejores de toda España.

arroz senyoretLa larga tradición arrocera alicantina se extiende por toda la geografía de la provincia, adaptándose a las materias primas de cada localidad. Desde el sorprendente arroz en costra del Bajo Vinalopó, Orihuela y Alicante hasta el marinero arroz caldero de Santa Pola y Tabarca, desde el arrós al forn de la montaña al arroz con sepionet y raya de Villajoyosa o Calpe, son tantas las variedades en las que se prepara el arroz como ingredientes tradicionales tiene cada población.

Pero entre todos, hay un arroz que destaca por su elegante paladar y su sencilla preparación. Se trata — cómo no— de un arroz marinero exuberante, delicado y sublime al paladar. Sin duda, un digno candidato a dirigir el Olimpo de los arroces alicantinos, los mejores arroces en la Millor Terra del Mon.

Os dejamos una receta familiar de nuestro querido Pedro Ivars que hará vuestras delicias y os hará triunfar en la comida familiar más exigente. Bon profit!

Seguir leyendo

Publicado en Figues i Bacores (Gastronomía) | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El Puerto de Alicante, cuna de los primeros submarinos españoles

Con el comienzo del siglo XIX empieza una etapa de gran desarrollo para nuestro puerto. En 1803, reinando Carlos IV de España, se continúa la edificación del consulado de mar y tierra, se aprueba por el rey el plano de ampliación del puerto y se constituye la Junta para las obras. En 1818, Fernando VII de España lo declaró puerto de depósito para beneficio de las operaciones mercantiles, dando como resultado en 1843 un movimiento total de 2.589 navíos con 144.045 toneladas desplazadas con destino a puertos de toda España, Europa, América y Asia.

En 1845 medía ya el muelle 386 m., siendo insuficiente y el abrigo incompleto, por lo que en 1847 si hizo un nuevo plan, modificado en 1850, en el que se proponía alargar el muelle de levante otros 300 m. con rompeolas y construir un dique en Poniente, dando como resultado un puerto moderno, cerrado ya por ambos lados (imagen A). El nuevo puerto ampliado fue oficialmente reconocido en 1855 como  puerto de interés general de primer orden, iniciándose las obras con posterioridad a 1860 y dándose por terminadas definitivamente en 1870. (1)

Puerto 1870, con notas

Mapa del Puerto de Alicante. 1870.

Una de las consecuencias de este auge y de la importancia pujante de nuestro Puerto en la Marina Española, así como su privilegiada ubicación y situación geográfica, es que fuera escogido como destino para realizar las pruebas de navegabilidad y botaduras de algunos de los buques más avanzados de nuestra flota. Entre estas pruebas, destacan 2 casos por su importancia estratégica en la historia naval española. Conozcámoslos en profundidad, nunca mejor dicho.

El “Ictíneo” de Monturiol

Tal y como recogen diferentes documentos en el Museo Naval de San Fernando y en los archivos de la Armada Española, Alicante acogió las primeras pruebas oficiales de navegabilidad de un submarino realizadas en la historia moderna de España.

El 7 de marzo de 1861, el submarino “Ictíneo”, inventado por el ingeniero catalán Narciso Monturiol (Figueras, 1819 – Barcelona, 1885), realizó sus pruebas oficiales de flotabilidad en las aguas interiores del puerto de Alicante en presencia de los ministros de Marina y Fomento, descendiendo hasta una profunidad de 20 m.

El buque contaba con ingeniosos mecanismos especialmente desarrollados para su navegación submarina. La estructura presentaba un doble casco de madera de roble y cuadernas de olivo, siendo sus características principales: eslora 7 m. manga 2,5. Estaba dotado de una velocidad en inmersión de 0,9 nudos propulsado por une hélice movida a mano.

En vista de las pruebas positivas, se nombraron varias comisiones por parte del gobierno de S.M. Isabel II, para ofrecer ayuda al desarrollo del proyecto. Sin embargo, estas ayudas no llegaron nunca pese al amplio apoyo popular y al interés de las altas instancias militares. En 1867 y tras un nuevo intento con el Ictíneo II, la empresa de Monturiol quebró por lo que se vio abocado a desmantelar sus buques y venderlos en subasta para ser desguazados.

El "Ictíneo" de Narciso Monturiol

El “Ictíneo” de Narciso Monturiol

El Garcibuzo de Cosme García (1860)

Sin embargo, El Ictíneo de Monturiol no fue el primer submarino que se sumergió en las aguas de Alicante. Un año antes de éste y 25 antes de la botadura del Submarino Peral, Cosme García Sáez hacía la primera inmersión de su “Garcibuzo” en el Puerto de Alicante.

Nacido en Logroño en 1818, García Sáez había demostrado desde muy niño una gran afición por la mecánica trabajando como relojero, electricista tras estudiar la carrera de ingeniería, además de patentar varios inventos.

Todo ellos le permitió reunir un capital que invirtió en el sueño que rondaba por su cabeza desde años atrás: desarrollar un aparato-buzo que permitiera la navegación submarina. Cosme encargó a La Maquinista Terrestre y Marítima de Barcelona la construcción del primer prototipo, fabricado en hierro con una estructura semejante a un cilindro de 3 m. de eslora, 1,5 m. de manga y 1,6 de altura, siendo probado en la Ciudad Condal en 1858 sin resultados satisfactorios de flotabilidad.

Garcibuzo4

Maqueta a escala del “Garcibuzo”

Cosme García después de corregir el diseño, ordenó la construcción de un segundo prototipo, igualmente de chapa de hierro con 5,75 m. de eslora, 1,75 m. de manga y 2,25 de alto. Esta vez, lo dotó de sofisticados mecanismos técnicos que le permitían descender o elevarse así como timones y sistemas de lastre, lo que le concedía una gran maniobrabilidad.

El prototipo fue trasladado al Puerto de Alicante a bordo de un buque con el fin de realizar, en el verano de 1859, las primeras pruebas que exigía la Ley de Privilegios para acreditar la puesta en prácticas de su patente. El 9 de julio de 1859 Cosme García solicita la patente en España siéndole concedida diez meses después, y el 25 de abril de 1861 en Francia.

El 4 de agosto de 1860, ante notario, se sumerge en el Puerto de Alicante el “Garcibuzo II”, llevando a bordo a D. Cosme García y a su hijo durante una travesía de 45 minutos sin auxilio ninguno hasta la profundidad máxima de este puerto, moviéndose en todas las direcciones y volviendo a la superficie con gran satisfacción de los que presenciaron la prueba, entre los que se encontraba el Comandante de Marina y otras autoridades seleccionadas por el gobierno. La proeza quedó debidamente certificada por vía notarial. Toda la prensa nacional de la época se hizo eco de la noticia.

Ilusionado por el éxito de las pruebas, García se trasladó a Madrid con un modelo reducido en cobre para presentárselo a S.M. Isabel II e interesar al Gobierno para su financiación. Sin embargo, para su frustración, su proyecto fue rechazado por los gastos que durante aquella época tenía que soportar el Estado a causa de la Guerra de África. Cosme García se traslada entonces a París, donde Napoleón III le ofrece una importante suma de dinero a cambio de fabricarlo en Tolón, rechazándolo el inventor por amor a su patria.

Durante un tiempo sin concretar, el “Garcibuzo II” quedó anclado en Alicante hasta que las autoridades del puerto, debido a que solo existía por entonces el muelle de levante para atender al intenso y creciente tráfico, comunicó a su constructor que su presencia resultaba molesta para el funcionamiento del Puerto. Durante ese tiempo, el inventor quedó arruinado, por lo que Enrique García, hijo del inventor riojano, se encargó de hundirlo en aguas del Puerto de Alicante donde aún permanece. 

Se desconoce la ubicación exacta del pecio de Garcibuzo II, pero tras consultar los planos de la época y contrastarlos con algunas autoridades portuarias, nos atrevemos a señalar como posible ubicación del mismo el espacio en el que en aquella época se estaba construyendo el dique de Poniente, sirviendo así éste de sepultura de la nave ya que en los distintos dragados realizados en la dársena interna a lo largo de los años, no consta que apareciera resto alguno.

No obstante, en alguna crónica se apunta a que el buque fuera hundido “a la salida de dicho puerto”, es decir, a la salida de lo que es ahora la dársena interior.

Dada esta alternativa, desde esta página proponemos a alguno de los organismos competentes —  Autoridad Portuaria, Ayuntamiento, La Armada, Diputación, etc. — se cerciore de que es así. O cuanto menos, les animamos a realizar réplicas de las dos naves en gratitud y reconocimiento póstumo del Puerto de Alicante a los dos inventores por haber escogido nuestro Puerto como destino para sus proezas, ayudando de este modo a engrandecer su papel y lugar en la historia de nuestro Alicante.

Referencias bibliográficas:
(1) PUERTO DE ALICANTE — Crónica de Alicante 1876 de Rafael Viravens Pastor. Reseña histórica de la Ciudad de Alicante 1863 Nicasio Camilo Jover. Anuario del puerto de Alc. 1979-1980 – “Estudios Geográficos” Historia del puerto – Julia López G. Historia de la provincia de Alicante – tomo V – 1985 – Diputación Provincial. Historia gráfica del puerto de Alicante – 2007 , Sergio Campos Ferrera
(2) COSME GARCIA (Garcibuzo) y NARCISO MONTURIOL (Ictinéo) — Evolución de la marina a través de los tiempos – Manuel Ramírez Gabarrús 1978. Gran enciclopedia Salvat “El mar” 1975. Catálogo “200 años de patentes” Oficina Española de Patentes. Historia de España y de las repúblicas latino americanas – Alfredo Opisso – 1914
Publicado en Del Mar al Malecón (El Puerto de Alicante) | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario